25 ago. 2011

Lo auténtico

¿Qué significa "ser auténtico"?

En los años que llevo de entrenar he visto cientos, si no es que miles ya, videos de Parkour. Unos buenos, unos malos, en algunos encuentro inspiración, en algunos otros desesperación, pero en todos ellos encuentras elementos que te permite clasificarlos: ya sea si son documentales o no, la forma de editar, la música, los movimientos, el estilo, si traen historia o no, si traen mensaje o si son inspiradores.

9 may. 2011

El origen

Hace rato Karana Rontu me leyó un fragmento de un libro escrito por un gringo que describe el DF y sus anexas, en donde en uno de los capítulos habla de los Bboys y en específico de uno de sus crews.

En el libro, el gringo platica con el “lider” de ese crew y el vato le describe en pocas palabras lo que es el breakdance durante una competencia y en la que le va explicando todos los movimientos que ven. De ahí el vato se va a contarle cómo muchos Bboys se enfocan sólo en los powermoves porque, como son acrobacias, son muy llamativos. Luego también le comenta cómo muchos son más Bboys de nombre que realmente de corazón, y luego se sigue hablando de otras cosas como el flow, la constancia, el compromiso al entrenamiento, etc.

6 may. 2011

Enjaulados

Hoy me topé con el buen hbc31 (a.k.a. el Beto) y me comentó de un posible proyecto para construir una instalación para entrenar Parkour en el IPN Azcapotzalco, el espacio es reducido, hay que jugar con las estructuras y árboles presentes, tiene que estar diseñado para que los demás no-traceurs también lo puedan usar (a.k.a. los mamers), y lo más complicado: sólo con el material que el IPN tiene disponible.

25 abr. 2011

Mi “Momento”

Hoy tuve un buen momento de reflexión, y no fue agradable.

Hice un recuento de los daños y me dí cuenta que llevo un buen rato de no entrenar, al menos no "como se debe” en el sentido de salir a intentar cosas nuevas, salir y empujar algún límite o simplemente jugar un rato con los obstáculos.

Un par de lesiones y mucho cansancio acumulado me han dejado fuera de circulación los últimos dos meses. No he dejado de estar activo, pero no he entrenado, no a mí mismo.

22 feb. 2011

A darle

El sábado me reclamaron que casi no escribo por aquí, y pensándolo bien, la verdad es que si no escribo es por culpa del tuiter y del facebook. El Noir tiene razón, esas cosas son del diablo ;)

Mi cerebro no funciona bien si me siento por horas a pensar algo en qué escribir, sino que las ideas vienen de forma efímera y fugaz, y cuando tengo algo en mente o lo escribo rápido en algún lugar, o se va. No sé si eso es bueno o malo, pero definitivamente me ha sido más fácil tuitear rápido alguna idea que anotarla en la libreta y después sentarme a dedicarle tiempo a desarrollarla.

Sin embargo, el reclamo fue honesto y me puso a pensar varias cosas:

  • La primera es que es verdad, casi no escribo, al menos no como antes.
  • Segundo, de mis últimos posts, casi todos han sido quejas o reclamos al aire por las cosas que he estado observando en la comunidad de Parkour y que no me laten nada, pero no está cool quejarme tanto cuando hay tantas cosas con las que podría hacer algo al respecto en lugar de sólo enojarme.
  • Luego, estos últimos meses he estado desarrollando y encontrando tanto formas de entrenar como resultados y un entendimiento de mi cuerpo, del movimiento y de la filosofía que en verdad quiero compartir con todos ustedes.
  • Finalmente, creo que hay mucho tanto en mí, en mi grupo, en mis amigos y en la comunidad con la que estoy en contacto que vale la pena plasmar en este espacio.
Así que, mi querido y estimado Mono Mayor, déjese de quejar que ya me voy a poner a escribir! hahaha


Just for starters... A dónde van a ir a entrenar este fin?

Edit: Lo siento, me seguiré quejando... así soy yo hahahaha

30 ene. 2011

Novatos

Hace rato leí un tuit del buen Speedy referente a los novatos que me hizo recordar aquellos buenos días en los que apenas empezaba mis días como traceur.

De repente me dieron ganas de volver a aquellos días en los que sacar un monkey (gato) era la mayor hazaña de toda la semana, o lograr llegar una precisión de 7 pasos merecía un buen grito de alegría. Esos días en los que subir una plancha en pared dolía por días y raspaba panza y codos. Esos días de infinito descubrimiento y voraz entrenamiento.