13 ene. 2010

El año nuevo

Un año más que se va, bastante rápido por cierto, y otro nuevo que llega atropellando lo que fue el pasado para dejarlo sólo en un recuerdo. Así que antes de que se me olvide, y para tener un punto de partida para este nuevo año, dejo aquí algunas de mis impresiones e ideas para el 2010.


El fin de año representó una temporada muy dura para mí ya que se conjuntaron muchas cosas, y aunque no me sorprende, porque por lo general así son los finales de año, esta vez el año terminó no sólo con mil cosas qué hacer, sino con muchísimo ejercicio!

El año que terminó marcó un cambio en mi actitud hacia mi entrenamiento, y sobretodo me enseñó de lo que soy capaz de hacer, aprendí que mi mente y mi cuerpo son capaces de llegar mucho más lejos de lo que había llegado a pensar con tan sólo proponérmelo y he descubierto varios límites que no había podido ubicar.
Más actitud, más compañerismo, Morzine, PKGen y crossfit me ayudaron a empujarme y exigirme cada vez más. Primero los 1001, luego una semana de terror en Morzine, semanas enteras de dolor con gracias al Crossfit y para terminar, Blane con su reto de las 300 planchas había dejado mis codos inservibles. Tenía que terminar el año con algún reto memorable, pero algo memorable para mí, algo que en verdad me costara trabajo, algo que en verdad me diera flojera hacer, preferentemente algo que me costara mucho trabajo mental.

Bajo estas premisas no fue nada difícil saber qué haría. Aunque me gusta y entiendo perfectamente la importancia de la cuadrupedia, no suelo entrenarla lo suficiente, por lo que se ha ido convirtiendo en una debilidad y no podía terminar el año sin atacarla. Y así lo hice, el 31 de dic. tomé un par de botellas de agua y salí a la calle con la mente preparada para caminar 1km de cuadrúpedo lo más rápido que pudiera.

Realmente lo sufrí, sobretodo al final. Llegó el punto en que mis brazos, sobretodo el izquierdo, perdieron toda la fuerza y no podían soportar mi peso ya, y el dolor en hombros, biceps y antebrazos era demasiado fuerte, tanto que no aguantaba caminar tramos de más de 10 metros sin tener que detenerme y querer llorar. Finalmente acabé con la cuadrupedia como en 1hr, y como estaba junto a un parque, decidí hacer unas cuantas barras para “equilibrar”, mala idea.

Al día siguiente, estaba completa y absolutamente adolorido, como hace mucho no lo estaba, no podía mover los brazos, no estaba nada contento. Que 1km de cuadrupedia hubiera costado tanto trabajo y hubiera dejado tanto dolor sólo indicaba que debía trabajarla más.

Así que decidí que este año, el 2010, tendría una buena dosis de cuadrupedia, lo que generó una corta lista de propósitos de año nuevo, vamos a ver cuántos soy capaz de empujarme a hacer:

Al terminar este nuevo año, habré:
  • Caminado 100km de cuadrúpedo
  • Hecho el reto de Blane en 5 min menos.
  • Controlado el handstand libre y las posturas en las paralettes.
  • Mejorado mi fluidez y posicionamiento de pies con velocidad.
  • Nadado y Crossfit(serio) por lo menos una vez a la semana.
  • Regresado al Kungfu.
  • Corrido 5km a la semana.
Seguro no suena como algo imposible, y no lo es, pero me conozco, y sé que para cumplir estos propósitos, estos retos, voy a tener que realmente trabajar mi disciplina, auto motivación y exigirme un poco más todos los días del año. Eso es lo que busco. Forjarme un carácter.

Muchas gracias a todos los que me han a crecer como traceur tanto en nivel de fuerza o técnica, con sus consejos, ideas, gritos, risas, ampollas y lágrimas, así como a crecer y desarrollarme como una mejor persona. Aprecio mucho lo que me han dejado tomar de ustedes y espero poder entregarles de regreso aunque sea un poco de lo que ustedes me han dado y de lo que aprenda, comprenda y desarrolle este año.

Feliz 2010!!!!

No hay comentarios: